¿Cuáles son las tareas y el equipamiento que necesita un electricista?

¿Cuáles son las tareas y el equipamiento que necesita un electricista?

Ser electricista no es una profesión sencilla. El trabajar con suministro energético, ya sea luz o gas, requiere un correcto desarrollo de las tareas con el fin de garantizar la seguridad propia y de los presentes en el domicilio. Para ello, además, es necesario contar con la ropa y el equipo de herramientas adecuado para una labor de instalación o reparación eléctrica.

¿Cuáles son las principales tareas de un electricista?

Un electricista es la persona encargada de instalar, reparar o controlar fallos en los equipos eléctricos de hogares, empresas o cualquier otro tipo de establecimiento. Estos pueden trabajar de forma totalmente autónoma, o bien, hacerlo contratado por una empresa concreta. En muchas ocasiones, muchas comercializadoras de luz incluyen el servicio de un profesional de electricidad en caso de ser necesario.

Muchas son las tareas concretas que desarrolla un electricista en su día a día, algunas de ellas de elevado riesgo. Si tuviéramos que establecer un listado de las principales funciones de estos profesionales de la electricidad, podríamos destacar las siguientes:

  • Lectura e interpretación de planos sobre sistemas de cableado o circuitos eléctricos en temas referentes a la instalación de un suministro de electricidad o la solución de una avería.

  • Instalación correcta del sistema eléctrico, procurando garantizar la seguridad propia y de los presentes en el domicilio

  • Prevenir fallos y averías en el funcionamiento correcto de la luz o resto de aparatos eléctricos.

  • Solución y reparación en el funcionamiento de los electrodomésticos

  • Conocer el consumo de cada electrodoméstico y aparato eléctrico del hogar para aconsejar acerca del consumo en el domicilio.

¿Qué ropa necesita un electricista?

Como se decía anteriormente, el del electricista es un trabajo de cierto riesgo, por lo que si no se toman medidas necesarias en cuanto a vestimenta o herramientas, puede correr graves problemas como lesiones, daños por electricidad e, incluso, la muerte.

Con el fin de evitar males mayores, existen prendas de ropa a modo de protección que permiten a los electricistas desarrollar sus labores con mayor seguridad. Cuando pensamos en ellas, a todos nos viene a la cabeza los cascos y los guantes. Sin embargo, no vale cualquiera de estos dos utensilios, sino que han de estar fabricados con el material correcto, y lo mismo ocurre con el resto de prendas de vestir.

Los guantes son quizá la prenda o accesorio más importante a la hora de realizar trabajos de electricidad. Los electricistas están constantemente en contacto manual con el sistema de cableado, para lo que se requiere el uso de guantes fabricados con materiales no conductivos. Este tipo de guante tienen el grosor suficiente para proteger de cortocircuitos a las personas y al mismo tiempo ser cómodos y moldeables para poder desempeñar las tareas pertinentes con cierta comodidad.

El siguiente elemento de importancia con respecto a la vestimenta son los zapatos. Los cuales, se recomienda que estén hechos con una suela gorda de goma. Esto es así porque la goma es un buen aislante de la electricidad, y permite no sufrir una electrocución en un fallo de corriente eléctrica al estar en contacto con el suelo. La suela de este tipo de zapatos permite también proteger en caso de contacto de agua con electricidad. No obstante, no se recomienda en absoluto el contacto con el agua y en desarrollo habitual de este tipo de tareas.

También se puede contar con chalecos, pantalones o camisetas fabricadas con el mismo material aislante, para evitar cortocircuitos, además de máscaras que protegen los ojos y demás rasgos faciales al manipular el cableado. Por no olvidar el casco, especialmente recomendable cuando se realizan trabajos en superficies elevadas como antenas.

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
* Comment:
Type Code
Volver arriba